La abismal profundidad del sueño me invade,
allí los simbolismos interrumpen
mi disociada quietud,
despertares transitorios coartan,
la eterna vigilia.

Sonámbulus…
pasos lentos, sonambulares, pupilas cerradas,
guían la secuencia misteriosa y onírica;
despierto sin recuerdos no soy yo.

Pavor Nocturnus…
infinita es la noche en segundos terroríficos,
sueño delta secuetras emociones,
ciclos de horror tan reales,
avivan la espiral de este oscuro lapso.

Dramático estado catártico
donde se conjugan las almas,
psique incolora donde viven mis sueños,
amnesia, liturgia o un soplo de vida.

Abro mis ojos y me observo transitorio
esculpiendo inconsciente,
tu fugaz pánico nocturno.

Fase Rem, N3.